Solicitar una cita

    odident

    MATERIALES DENTALES LIBRES DE BISFENOL-A

     

    ¿ PORQUÉ ELEGIR MATERIALES LIBRES DE BISFENOL A?

     El bisfenol A (BPA) es una sustancia química que se utiliza en combinación con otras sustancias para fabricar plásticos y resinas. El BPA se utiliza, por ejemplo, en plásticos de policarbonato, un tipo de plástico transparente y rígido utilizado para fabricar dispensadores de agua, recipientes de almacenamiento y botellas de bebidas reutilizables. También se utiliza para producir resinas epoxídicas empleadas para fabricar recubrimientos protectores y láminas para latas y cubas de bebidas y alimentos.

    Las sustancias químicas como el BPA utilizadas en contenedores de productos alimenticios pueden migrar en cantidades muy pequeñas a los alimentos y bebidas que contienen, por lo que los científicos de la EFSA revisan periódicamente su seguridad.

    El BPA actúa como disruptor endocrino, lo cual le otorga la capacidad de mimetizarse con nuestras hormonas alterando el correcto funcionamiento corporal y afectando negativamente a nuestra salud. En los años 70, aumentó la preocupación sobre la seguridad del BPA cuando numerosos estudios mostraron la posibilidad de que los humanos sufrieran  efectos colaterales dañinos como cáncer de pecho y próstata, defectos de nacimiento y una plétora de otros problemas si el BPA era consumido o absorbido.

     

    ULTRADENT en Clínica Dental Odident

    En 1996, se publicó un estudio infame conocido como el Estudio de Granada  que demostró que los sellantes con base Bis-GMA liberaban BPA en la boca. Este estudio cometió varios errores flagrantes, lo que llevó a la gente a creer que todos los sellantes del mercado dental utilizaban la misma química, aunque el Estudio de Granada solo probó un sellante de una compañía dental (no Ultradent).

    En 1978, cuando Ultradent introdujo su primer producto con base de resina y conociendo ya los riesgos asociados con el compuesto sintético, prohibió utilizar en sus productos cualquier material que contuviera BPA.

     

    Bis-GMA (Bisfenol-A glicidil-metacrilato)

    A lo largo de los años, medida que las personas se volvían más y más conscientes de los peligros del BPA, muchos asociaron erróneamente cualquier material sintético que comenzara con “bis” con algo peligroso o dañino. Este no es siempre el caso, ya que el prefijo ”bis” significa simplemente “dos”, o “simétrico”. Del mismo modo que una bicicleta tiene dos ruedas simétricas, los compuestos químicos que tienen el prefijo “bis en su nombre, contienen dos mitades simétricas.

    Bis-GMA es un componente altamente estable utilizado por una variedad de fabricantes. Cuando se desarrolla correctamente, la estructura de las moléculas de Bis-GMA se forman de una manera en que no se descompondrán en la boca y que no serán absorbidas por el cuerpo humano.

    Hay más de una forma de hacer Bis-GMA: Algunos fabricantes lo hacen mediante reacciones de BPA con otro componente químico. Como el BPA es uno de los reactivos en este proceso químico, habrá siempre algún residuo de BPA en el Bis-GMA que se creó. Ultradent no utiliza este proceso. Ultradent crea Bis-GMA sin jamás utilizar BPA en la reacción.  Por eso, dado que BPA nunca forma parte de la ecuación, el Bis-GMA que se produce no contiene ni rastros de BPA, por lo que todos los productos de Ultradent están certificados libres de BPA.

    En Ultradent creemos en colocar en primer lugar a nuestros pacientes y su salud. Es el motivo por el cual todos los productos de Ultradent, incluyendo todos los materiales de resina y sellantes, han estado y siempre estarán libres de BPA (Bisfenol-A).  Para educar mejor a nuestros pacientes sobre este asunto tan importante,  demos una mirada a la historia del BPA, por qué es dañino y cómo se mide el estándar “libre de BPA”.

     

    Una breve Historia del Bisfenol-A

    Al principio, en 1891, el BPA se produjo para mejorar el crecimiento del ganado y de las aves de corral, y como reemplazo del estrógeno para las mujeres. Para 1950, las empresas comenzaron a utilizar el BPA ampliamente, en la producción y manufactura de botellas plásticas, latas y otros artículos comunes de uso doméstico. Sin embargo, en los años 70, aumentó la preocupación sobre la seguridad del BPA cuando numerosos estudios mostraron la posibilidad de que los humanos sufrieran  efectos colaterales dañinos como cáncer de pecho y próstata, defectos de nacimiento y una plétora de otros problemas si el BPA era consumido o absorbido.

    En 1996, se publicó un estudio infame conocido como el Estudio de Granada  que demostró que los sellantes con base Bis-GMA liberaban BPA en la boca. Este estudio cometió varios errores flagrantes, lo que llevó a la gente a creer que todos los sellantes del mercado dental utilizaban la misma química, aunque el Estudio de Granada solo probó un sellante de una compañía dental (no Ultradent).

    En 1978, cuando Ultradent introdujo su primer producto con base de resina y conociendo ya los riesgos asociados con el compuesto sintético, prohibió utilizar en sus productos cualquier material que contuviera BPA.

     

    Bis-GMA (Bisfenol-A glicidil-metacrilato)

    A lo largo de los años, medida que las personas se volvían más y más conscientes de los peligros del BPA, muchos asociaron erróneamente cualquier material sintético que comenzara con “bis” con algo peligroso o dañino. Este no es siempre el caso, ya que el prefijo ”bis” significa simplemente “dos”, o “simétrico”. Del mismo modo que una bicicleta tiene dos ruedas simétricas, los compuestos químicos que tienen el prefijo “bis en su nombre, contienen dos mitades simétricas.

    Bis-GMA es un componente altamente estable utilizado por una variedad de fabricantes. Cuando se desarrolla correctamente, la estructura de las moléculas de Bis-GMA se forman de una manera en que no se descompondrán en la boca y que no serán absorbidas por el cuerpo humano. Hay más de una forma de hacer Bis-GMA: Algunos fabricantes lo hacen mediante reacciones de BPA con otro componente químico. Como el BPA es uno de los reactivos en este proceso químico, habrá siempre algún residuo de BPA en el Bis-GMA que se creó. Ultradent no utiliza este proceso. Ultradent crea Bis-GMA sin jamás utilizar BPA en la reacción.  Por eso, dado que BPA nunca forma parte de la ecuación, el Bis-GMA que se produce no contiene ni rastros de BPA, por lo que todos los productos de Ultradent están certificados libres de BPA.

     

    ¿Qué califica a un producto como libre de BPA?

    Ultradent prueba rutinariamente sus productos, tanto internamente como a través de laboratorios externos, para detectar cantidades mínimas de BPA hasta el nivel de 1 parte por millón (ppm). Ultradent nunca ha encontrado BPA en ninguno de sus materiales con formulación de curado, aunque reconocemos que existe la posibilidad de que el BPA esté presente en una cantidad tan pequeña que no se registre en el nivel de 1 ppm.

    Para poner esto en perspectiva, si alguno de los productos de Ultradent diera positivo para BPA en una cantidad teórica de 1 ppm, un niño con un peso de 15 Kg, necesitaría tener 75 Kg de material implantado por día, cada día, para superar el límite de exposición segura de la FDA. Por lo tanto, un procedimiento típico que usa 0,2 gramos de resina que teóricamente contenga 1 ppm de BPA tendría que realizarse 375,000 veces en el mismo día para exceder el límite de exposición seguro de la FDA.

    El Dr. Dan Fischer, fundador y CEO de Ultradent dice: “Considerando la posible exposición ambiental diaria que un paciente puede experimentar a través de otros medios – recetas (papel térmico), papel reciclado, latas de refresco o alimentos enlatados – confiamos en que, desde cualquier punto de vista práctico, el material dental por debajo del límite detectable de 1 ppm se considera ‘libre de BPA’. “Ultradent nunca ha usado BPA en ninguno de sus productos de resina (medidos en 1 ppm), y continuaremos manteniendo este firme estándar.”

    Share this
    Contacto